BIENVENIDO

Este blog está dedicado al intercambio de ideas entre los participantes en la Maestría de Evaluacion Educacional, que se realiza actualmente en la UPEL IPM "José Manuel Siso Martinez". Miranda, Venezuela. Las discusiones se centran sobre los instrumentos idóneos para la investigación evaluativa















martes, 8 de junio de 2010

LA EVALUACIÓN COMO INVESTIGACIÓN.

LA EVALUACIÓN COMO INVESTIGACIÓN
Schuman (1967) distinguió entre evaluación e investigación evaluativa. Entendida la evaluación como el proceso de emitir juicio de valor, y la investigación como la actividad científica que trata de aumentar la posibilidad de demostrar el valor de alguna actividad social.

Schuman es considerado el máximo exponente del Modelo de la evaluación basado en el Método Científico. De acuerdo con Stuffebleam y Shinkfield (1987: 119), “la investigación evaluativa es un tipo de investigación aplicada cuya meta a diferencia de la investigación no evaluativa, no es el descubrimiento de conocimientos, sino valorar la aplicación de ese conocimiento. Poniendo principalmente el énfasis en la utilidad, así como también en proporcionar la información para la planificación del programa, su realización y su desarrollo.” Siguiendo a los autores antes mencionados, el mismo Schuman considera que la investigación evaluativa no tiene una metodología propia; como se trata de una investigación, debe acogerse a los principios del método científico tanto como le es posible. Por lo tanto, utiliza diversos planes de investigación y de técnicas científicas para recopilar y analizar los datos.
Los propósitos y principios de este modelo evaluativo para Stufflebeam y Shinkfield (1987: 114) son:
1. Dirigir el curso de los experimentos mediante técnicas que aumenten su efectividad.

2. Sentar las bases de una futura investigación sobre las razones del relativo éxito de las técnicas alternativas.

3. Redefinir los medios que hay que utilizar para alcanzar los objetivos, así como incluso las submetas, a la luz de los descubrimientos de la investigación”.
Según los principios y propósitos señalados, Tejada, J. (1999: 46) señala que “se observa una estrecha relación entre la planificación, desarrollo del programa y su evaluación. La investigación proporcionará la información básica para planificar y, si es necesario, replanificar”.
En tal sentido, la investigación se convierte en una alternativa metodológica de trabajo indispensable que para ayudar a comprender la realidad compleja del sistema educativo; debe establecer juicios precisos y tomar las decisiones con cierta base científica.
La actividad investigativa puede centrar su objetivo en el análisis de políticas, formas de enseñanza, currículo, uso de recursos, alumnado, procesos administrativos, auto-estudios institucionales, interacción, planificación, etc.
Rutman, L. (1974: 16) conceptualiza la investigación evaluativa “como el primero y más importante proceso de aplicación de procedimientos científicos para recoger informaciones válidas y confiables sobre la manera y alcance en que actividades específicas producen efectos particulares”. Weiss, C. (1978), por su parte, expresa que la investigación evaluativa consiste en aplicar las herramientas de la investigación al servicio de la evaluación para hacer más preciso y objetivo el proceso de juzgar.

En este sentido, la investigación evaluativa es un medio que nos provee información racional del estado en que se encuentra un centro escolar, información que nos permite tomar decisiones atinadas en materia de asignación de partidas presupuestarias y de planificación de programas.
Schuman, en Alvira, F. (1991), establece tres tipos de investigación:

1. La evaluación última o de los resultados, se refiere a la determinación del éxito global de un programa o institución de acuerdo a los objetivos que se habían fijado.

2. La evaluación previa que se centra en la delimitación de necesidades, metas, objetivos y puesta en marcha de la intervención.

3. La evaluación durante el proceso para ver qué actividades o procedimientos son más útiles.
Weiss (1989), considera que la evaluación es una actividad orientada a determinar el valor de algo y, que la investigación pretende obtener conclusiones generando nuevo conocimiento, definiéndola como aquella forma de evaluación que establece criterios claros y específicos para el éxito.

Para este autor la investigación evaluativa es necesaria cuando:

a. Los resultados que se quieren evaluar son complejos, difíciles de observar y constan de muchos elementos que reaccionan de diversas formas.
b. Las decisiones que se derivan son importantes y caras.
c. Se necesitan pruebas para convencer a otras personas acerca de la validez de las conclusiones.
Es decir, debe aportar conocimiento suficiente porque los que toman decisiones quieren y necesitan saber con qué grado de acierto está cumpliendo el programa los objetivos para los que se estableció, y si se debe continuar con él ampliarlo, reducirlo, cambiarlo o retirarlo.
Los supuestos básicos de la investigación evaluativa, según Suchman (1967), son:

La utilidad de los resultados debe ser el criterio fundamental del evaluador.

La investigación científica debe ser su modelo.

La finalidad es ayudar en la planificación, desarrollo y operatividad de los programas.

Ana Gudiño

REFERENCIAS:
García F. M. Evaluación en el proceso formativo métodos e instrumentos. Universidad de Córdoba. Extraído el 08/06/10. Disponible en la página Web:
www.uco.es/servicios/informatica/.../texto7.htm

Stufflebeam, D. L & Shinkfield, A.J. (1989), Evaluación Sistemática: Guía Teórica y Práctica. Barcelona: Paidós.